Health Information

Cómo mantener la alegría de las fiestas para los niños que tienen diabetes

Cómo mantener la alegría de las fiestas para los niños que tienen diabetes

Los padres deben vigilar la glucemia de los niños con más frecuencia, pero no ser demasiado restrictivos, aconseja un experto

LUNES, 23 de diciembre de 2013 (HealthDay News) -- Las fiestas de fin de año son una época potencialmente peligrosa para los niños diabéticos, advierte un experto, y los padres deben tomar medidas para mantenerlos seguros.

"Es extremadamente importante que los padres se comuniquen con sus hijos en la temporada de fiestas para asegurar que sea segura, pero también divertida", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Loyola el Dr. Himala Kashmiri, endocrinólogo pediátrico del Sistema de Salud de la Universidad de Loyola y profesor asistente de pediatría de la Facultad de Medicina Stritch de la universidad.

"La diabetes no significa que su hijo no pueda disfrutar las comidas de la temporada. Simplemente significa que debe estar preparado y comunicarse con su hijo sobre cómo controlar la glucemia", añadió´.

Las personas con diabetes tienen unos niveles elevados de glucemia porque su organismo no produce la hormona insulina o no la utiliza de forma adecuada.

Los padres deben revisar la glucemia de su hijo diabético con más frecuencia en las fiestas de fin de año. Si parece que los números están altos, los padres deben revisar las cetonas en la orina, aconsejó Kashmiri. Eso es una señal de que se necesita insulina.

"La frecuencia con que un padre revisa la glucemia de su hijo puede variar, pero durante la temporada de fiestas es particularmente importante que la revisen antes de cada comida, y en ciertas situaciones antes de cada refrigerio", planteó. "Chequearla de cuatro a seis veces al día en la temporada de fiestas es buena idea, teniendo en cuenta que la frecuencia podría ser incluso mayor, dependiendo de las lecturas de glucemia de sus hijos".

Kashmiri anotó que demasiadas restricciones podría llevar a que los niños coman escondidos, lo que puede resultar peligroso.

"Hay una concepción errónea de que un niño con diabetes debe evitar los dulces. No es así", aseguró. "Los niños diabéticos simplemente necesitan insulina para ayudarles a procesar la comida".

Es importante que sus hijos sepan que deben decirle si comen ciertos alimentos para que pueda darles la cantidad adecuada de insulina, dijo Kashmiri.

"Si mantiene una comunicación abierta y ayuda al niño a saber que están en el mismo equipo, es menos probable que su hijo coma refrigerios escondido, lo que puede provocar elevaciones extremas en los niveles de azúcar de la sangre", añadió. "Revise la glucemia de cerca, pero también asegúrese de que se diviertan".

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. ofrece más información sobre la diabetes en los niños y los adolescentes (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/diabetesinchildrenandteens.html ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: Loyola University Health System, news release, Dec. 20, 2013