Health Information

Persisten las disparidades de salud de EE. UU., según un informe

Persisten las disparidades de salud de EE. UU., según un informe

Los CDC hallan que la raza, el sexo, la educación, la ubicación y la riqueza son factores clave en estas desigualdades

JUEVES, 21 de noviembre de 2013 (HealthDay News) -- A pesar de los avances en algunas áreas, muchos estadounidenses siguen experimentando desigualdades de salud, reportaron el jueves las autoridades sanitarias de EE. UU.

Esas desigualdades se relacionan con los ingresos, la educación, el sexo, la raza, la etnia, el empleo y la orientación sexual, y todas afectan a la salud y al bienestar de los estadounidenses, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"El objetivo de nuestro informe es resaltar que en este país aún existen disparidades de salud", señaló el Dr. Chesley Richards, director de la Oficina de Servicios Científicos de Salud Pública de los CDC, que produjo el informe.

"Si se observa la salud del país en los últimos 50 años, ha habido una mejora dramática en la salud", aseguró. "Hemos observado un aumento en la esperanza de vida en los últimos 20 o 30 años".

En 29 categorías del informe ha habido mejoras, pero persisten muchas disparidades, lamentó Richards.

"Por ejemplo, observamos un declive en el uso de tabaco, pero no es constante. En las personas con un estatus educativo más bajo, la desigualdad en realidad se amplió, no mejoró", advirtió.

"Aunque hemos visto una mejora bastante dramática en la salud general de la población, en realidad hay que observar grupos particulares para ver que sigue habiendo unas tremendas disparidades en los resultados de salud", planteó Richards.

El informe aparece en un suplemento del 22 de noviembre de Morbidity and Mortality Weekly Report, una revista de los CDC.

El informe cubre una variedad de áreas, que incluyen las desigualdades en las muertes y en las enfermedades, el uso de la atención sanitaria, los factores de riesgo del estilo de vida, los peligros medioambientales y los aspectos sociales de la salud.

Entre los hallazgos clave están los siguientes:

  • Ocurrió un descenso dramático en la tasa de nacimientos en adolescentes del 18 por ciento entre 2007 y 2010, y se observaron unas reducciones significativas entre las blancas, las negras y las hispanas. Hubo una variación sustancial entre un estado y otro, desde ningún cambio significativo hasta una reducción del 30 por ciento en Arizona.
  • Los hispanos, las personas con sueldos bajos, los que solo cuentan con una educación de secundaria, los hombres y los nacidos fuera de EE. UU. son los más propensos a tener empleos de alto riesgo, trabajos en que es probable que los trabajadores se lesionen o enfermen.
  • Los atracones de bebidas son más comunes entre las personas de 18 a 34 años, los hombres, los blancos y las personas con unos ingresos familiares más altos.
  • A pesar del descenso del 58 por ciento en los casos nuevos de tuberculosis entre 1992 y 2010, la enfermedad sigue siendo desproporcionadamente prevalente en las minorías raciales y étnicas y entre los nacidos fuera de EE. UU.
  • Las tasas de diabetes también son más altas entre los hispanos y los negros que entre los asiáticos y los blancos. También se observan unas tasas más altas entre las personas sin un título universitario y que tienen unos ingresos familiares más bajos.
  • La tasa de muerte infantil entre los negros es más del doble que entre los blancos. Las tasas más altas se hallan en el sur y en el oeste medio.
  • Los hombres tienen casi cuatro veces más probabilidades de suicidarse que las mujeres, independientemente de la edad, la raza o la etnia. Las tasas más altas tanto en hombres como en mujeres se hallan entre los nativos americanos y de Alaska y entre los blancos.
  • La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en Estados Unidos, y los negros son al menos un 50 por ciento más propensos a morir prematuramente de una enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular que los blancos.

El informe también cubre diez nuevas áreas sobre las disparidades de salud. Éstas son: el acceso a alimentos saludables, las limitaciones en la actividad debido a las enfermedades crónicas, los ataques de asma, las lesiones y enfermedades letales y no letales relacionadas con el trabajo, la calidad de vida relacionada con la salud, la enfermedad de las encías en los adultos, vivir cerca de autopistas importantes, la tuberculosis y el desempleo.

También resalta la necesidad de recolectar datos de salud más coherentes que han faltado en las encuestas, como la discapacidad y la orientación sexual, anotaron los autores.

"Este informe es un recordatorio puntual de que Estados Unidos cuenta con unos recursos vastos que se distribuyen de manera muy desigual", comentó el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Universidad de Yale.

"Tenemos unas inmensas disparidades de salud, porque tenemos unas inmensas disparidades en todo, desde los ingresos hasta la educación", lamentó.

Katz dijo que la reforma en la atención sanitaria debe ir más allá del consultorio médico y del hospital.

"La mejor forma de eliminar las desigualdades de salud no es mejorar la atención, sino mejorar la igualdad", planteó.

Más información

Para más información sobre las desigualdades de salud, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/healthdisparities.html )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Chesley Richards, M.D., M.P.H., director, Office of Public Health Scientific Services, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; David Katz, M.D., M.P.H., director, Yale University Prevention Research Center, New Haven, Conn.; Nov. 22, 2013, Morbidity and Mortality Weekly Report