Health Information

Un estudio cuestiona que el aceite de pescado mejore la salud cerebral

Un estudio cuestiona que el aceite de pescado mejore la salud cerebral

Tener un nivel mayor de omega 3 no hizo que mejoraran las puntuaciones de las pruebas de pensamiento y memoria

MIÉRCOLES, 25 de septiembre (HealthDay News) -- Si usted come mucho pescado o toma complementos de aceite de pescado con la esperanza de mejorar su salud cerebral, un estudio nuevo tiene unos hallazgos que le decepcionarán.

El estudio, publicado en línea el 25 de septiembre en la revista Neurology, no halló ninguna diferencia en las puntuaciones de las pruebas de memoria y pensamiento en función de los niveles de los ácidos grasos omega 3 en la sangre.

"Observamos la asociación entre los biomarcadores sanguíneos de [los ácidos grasos omega 3] y una medida de la función cognitiva [del pensamiento] y no hallamos ninguna asociación estadísticamente significativa entre los niveles de referencia ni a lo largo del tiempo", afirmó el autor principal del estudio, Eric Ammann, candidato doctoral del departamento de epidemiología en la Universidad de Iowa, en Iowa City.

No obstante, los hallazgos de este estudio contrastan con los de otra investigación, que sugerían que los ácidos grasos omega 3 pueden ayudar a proteger el cerebro al envejecer. Un estudio publicado en la edición de febrero de 2012 de la revista Neurology sugirió que las personas de mediana edad y mayores que comían de forma regular alimentos ricos en omega 3 obtuvieron mejores puntuaciones en las pruebas de memoria visual, atención y pensamiento abstracto que los que consumían menos alimentos con omega 3. El estudio también halló que las personas que consumían menos omega 3 tendían a tener un volumen cerebral menor en general que los que comían más alimentos ricos en omega 3.

Hay mecanismos biológicos plausibles por los que los ácidos grasos omega 3 podrían mejorar la salud cerebral, según la información de respaldo con la que contó el estudio actual. Un omega 3 en particular, llamado ácido docosahexaenoico (DHA), es un componente estructural del tejido cerebral, comentaron los autores del estudio. El DHA también tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que pueden ralentizar el deterioro del cerebro.

La hipótesis de Ammann al inicio del estudio era que los ácidos grasos omega 3 tendrían un efecto protector sobre el pensamiento y la memoria de las mujeres de a partir de 65 años de edad.

Los datos para realizar el estudio procedían del estudio conocido como Iniciativa de salud de las mujeres de EE. UU. Los investigadores contaron con la información de más de 2,000 mujeres de entre 65 y 80 años de edad que tenían unos procesos de pensamiento y de memoria normales al inicio del estudio.

Las mujeres realizaron pruebas de pensamiento y memoria cada año durante un promedio de seis años. Se registraron los niveles de omega 3 en la sangre al inicio del estudio.

En general, los investigadores no encontraron ningún cambio en la función mental en base a los niveles de omega 3 en la sangre.

Dos pruebas (la velocidad de las habilidades motoras finas y la fluidez verbal) mostraron una diferencia ligeramente significativa entre los niveles altos y los niveles bajos de omega 3, según el estudio.

"Hubo dos hallazgos marginalmente significativos entre los niveles altos y bajos de omega 3, y hasta cierto punto estos hallazgos concuerdan con los de otros estudios, pero observamos aproximadamente 14 resultados distintos, así que por azar, esperaríamos encontrar algunos que llegaran a ser significativos estadísticamente", explicó Ammann.

Ammann afirmó que los investigadores no recomiendan que se hagan cambios en la dieta en función de sus resultados. "Se trataba de un grupo selecto de mujeres mayores y en un buen estado de salud al inicio del estudio. Se trata de una evidencia sobre el efecto de los ácidos grasos omega 3 y la función cognitiva", indicó. "Nuestros resultados buscan el efecto a corto plazo de los omega 3. No sabemos si para alguien [con niveles más altos] durante un periodo de tiempo mayor eso tendría un efecto más gradual y acumulativo a lo largo del tiempo".

La nutricionista Samantha Heller, del Centro de Atención del Cáncer del Hospital Griffin en Derby, Connecticut, afirmó que "aunque el estudio no encontró ninguna diferencia entre los niveles en suero [sanguíneos] altos y bajos de los ácidos grasos omega 3 en las pruebas de memoria, los investigadores no examinaron los niveles de los ácidos grasos omega 3 y la incidencia de la demencia en esa cohorte a lo largo del tiempo".

Otros estudios han sugerido que los omega 3 ofrecen muchos beneficios, según Heller. "La evidencia sugiere que los ácidos grasos omega 3 tienen muchos efectos positivos sobre la salud, como, por ejemplo, reducen los triglicéridos [un tipo de grasa en la sangre], reducen el riesgo de algunos cánceres, afectan a la salud mental, al desarrollo del cerebro y los ojos del feto, reducen la inflamación, entre otras cosas", indicó.

La mejor manera de conseguir los omega 3, afirmó, es mediante una dieta sana, más que con complementos.

"Las dietas repletas de alimentos integrales y sanos, y con muy poca comida procesada, rápida y basura, contribuyen a dar al cuerpo todos los nutrientes que necesita, incluyendo a las grasas saludables, como los ácidos grasos omega 3", indicó Heller. "Comer verduras, granos integrales, frutas, legumbres, frutos secos y aceites como el de oliva, y hacer ejercicio parece que reduce el riesgo de declive cognitivo y de demencia, y también de muchas enfermedades crónicas".

Más información

Para más información sobre los ácidos grasos omega 3 y su salud, visite el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de EE. UU. (http://nccam.nih.gov/node/5781 )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Eric Ammann, M.S., Ph.D. candidate, department of epidemiology, University of Iowa, Iowa City; Samantha Heller, R.D., clinical nutrition coordinator, Center for Cancer Care, Griffin Hospital, Derby, Conn.; Sept. 25, 2013, Neurology, online