Health Information

A veces, los medicamentos pueden prevenir las migrañas, pero se cobran un precio

A veces, los medicamentos pueden prevenir las migrañas, pero se cobran un precio

Un estudio halla que muchos tienen efectos secundarios tan molestos que los pacientes dejan de tomarlos

LUNES, 29 de abril (HealthDay News) -- Las personas con migrañas graves o frecuentes con frecuencia recurren a los medicamentos para prevenirlas. ¿Pero los medicamentos funcionan?

Una nueva revisión de los tratamientos preventivos muestra que no hay mucha diferencia en la efectividad de los medicamentos recetados comúnmente: funcionan para algunas personas, en algunos casos. Pero hay una amplia variación en la cantidad y gravedad de los efectos secundarios asociados con los fármacos.

Los investigadores hallaron que los medicamentos funcionaban mejor que los placebos para reducir los ataques mensuales de migraña. Previnieron la mitad o más de las migrañas de entre 200 y 400 personas por cada 1,000 tratadas. Pero muchos de los medicamentos tenían efectos secundarios tan molestos que los pacientes con frecuencia dejaban de tomarlos.

Esto podría deberse a que ninguno de los fármacos utilizados para prevenir migrañas se diseñaron específicamente con ese fin, explicó el Dr. Jason Rosenberg, director del Centro del Dolor de Cabeza Johns Hopkins. "No es sorprendente que no funcionen tan bien. Apenas un tercio mejora en parte, según el estudio, de manera que un médico tiene que tratar a tres personas para que un paciente mejore".

Rosenberg, quien no participó en el estudio, sufre de migrañas y cree que muchos médicos de atención primaria podrían ser menos conscientes de los efectos secundarios de los fármacos utilizados para prevenir las migrañas que los especialistas en el dolor de cabeza. Entonces, quizás no les adviertan a los pacientes sobre los problemas potenciales, y con frecuencia no dan seguimiento para ver cómo les va a los pacientes, añadió.

Normalmente, los efectos secundarios son muy incómodos, dijo Rosenberg. "Varios se toleran mal. Algunos causan aumento de peso, pérdida del pelo, pueden causar defectos de nacimiento [un fármaco], hormigueo, somnolencia, una menor capacidad de ejercicio, un mayor riesgo de diabetes y efectos secundarios sexuales", anotó. Algunos problemas, como los cálculos renales, solo se detectan mediante un seguimiento a largo plazo, añadió.

Por eso, algunos médicos y pacientes necesitan una mejor información, señaló la autora de la revisión, la Dra. Tatyana Shamliyan, investigadora del Centro de Prácticas Basadas en la Evidencia de Minnesota, en Minneapolis. Las buenas investigaciones muestran claramente los beneficios y los daños potenciales, y "ayudan mucho para tomar decisiones disponiendo de información", señaló.

Pero hallar información sobre las opciones y las desventajas puede resultar difícil.

Rosenberg comentó que antes del estudio de Shamliyan, nadie había realizado una revisión completa e integral sobre los efectos secundarios de los medicamentos utilizados para prevenir las migrañas. "Han realizado una tarea hercúlea", afirmó.

Tanto la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology) como la Sociedad Americana del Dolor de Cabeza (American Headache Society) han emitido directrices que recomiendan dos tipos de antiepilépticos y dos bloqueadores beta para la prevención de las migrañas en los adultos. Pero ninguno de los dos grupos médicos consideró el valor de equilibrar la eficacia contra los efectos secundarios, señaló Shamliyan.

Las migrañas afectan a alrededor del 12 por ciento de la población de EE. UU. Las migrañas provocan un dolor de cabeza palpitante, con frecuencia asociado con sensibilidad a la luz o al sonido, según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

La nueva investigación se publicó en línea en la edición de abril de la revista Journal of General Internal Medicine. De un grupo inicial de más de 5,000 estudios relacionados con la prevención de las migrañas, los investigadores hallaron 215 publicaciones de ensayos clínicos aleatorios (que se consideran el estándar de excelencia de la investigación) y 76 publicaciones de estudios no aleatorios. Los investigadores reportaron que la mayoría de ensayos fueron financiados por la industria y no divulgaron conflictos de interés de los investigadores responsables.

La mayoría de los estudios se llevaron a cabo en EE. UU. y países occidentales, y contaron sobre todo con la participación de mujeres de mediana edad con migrañas episódicas. La mayoría de los participantes tenían sobrepeso y sufrían en promedio cinco ataques al mes. Shamliyan anotó que muchos de los estudios no controlaron factores claves, como la gravedad de los dolores de cabeza, la presencia de otras afecciones de salud entre los participantes, otros tratamientos utilizados contra la migraña, el historial familiar y el estatus socioeconómico.

Según su análisis de los estudios, los investigadores concluyeron que los fármacos aprobados y los inhibidores de la angiotensina utilizados para fines no especificados en la etiqueta (lisinopril, captopril y candesartan), o los bloqueadores beta utilizados de la misma forma (metoprolol, acebutolol, atenolol y nadolol) eran efectivos para la prevención de las migrañas episódicas en los adultos.

Los inhibidores de la angiotensina utilizados fuera de etiqueta mostraron la combinación más favorable de beneficios y daños potenciales. La Administración de Alimentos y Drogas de EE. UU. permite a los médicos recetar los medicamentos aprobados con fines distintos de sus indicaciones, y esa práctica se conoce como uso fuera de las indicaciones.

El estudio también halló que hay una falta de investigación disponible sobre los efectos a largo plazo de los tratamientos farmacológicos, sobre todo respecto a la calidad de vida.

Con frecuencia, se usan medicamentos fuera de las indicaciones para tratar las migrañas, señaló Rosenberg. "En mi consulta, receto dentro y fuera de las indicaciones con igual frecuencia". Aunque esta es la tecnología más avanzada, debe ser un llamado a la acción, añadió. "Es totalmente inaceptable que todos los fármacos que usamos se inventaron para otras enfermedades".

Más información

Para más información sobre las migrañas, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/migraine.html )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Tatyana Shamliyan, M.D., M.S., senior research associate, Minnesota Evidence-Based Practice Center, division of health policy and management, University of Minnesota, Minneapolis; Jason Rosenberg, M.D., assistant professor, neurology, and director, Headache Center, Johns Hopkins Medicine, Baltimore; April 2013, Journal of General Internal Medicine, online