Health Information

La fiebre del valle, una infección micótica, aumenta en el suroeste

La fiebre del valle, una infección micótica, aumenta en el suroeste

Los síntomas, parecidos a la gripe, pueden durar semanas o meses, señalan investigadores de los CDC

JUEVES, 28 de marzo (HealthDay News) -- Los casos de la fiebre del valle, una infección micótica, aumentaron marcadamente en varios estados del suroeste desde finales de los 90, según un informe publicado el jueves.

En Arizona, California, Nevada, Nuevo México y Utah, el número de casos aumentó de menos de 2,300 en 1998 a más de 22,000 en 2011, hallaron los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU.

En ese periodo, Arizona y California tuvieron los mayores aumentos promedios en la incidencia de la fiebre del valle, con el 66 y el 31 por ciento al año, respectivamente.

La fiebre del valle (Coccidioidomicosis) es provocada por la inhalación de un hongo llamado Coccidioides, que vive en la tierra de los estados del suroeste. No todo el que se expone al hongo enferma, pero los que se enferman por lo general tienen síntomas parecidos a la gripe que pueden durar semanas o meses.

Más del 40 por ciento de los pacientes que enferman pueden requerir hospitalización, y el costo promedio es de casi 50,000 dólares por visita. Y la investigación ha mostrado que el 75 por ciento de los que enferman faltan al trabajo o a la escuela durante aproximadamente dos semanas, según los CDC.

Entre 1998 y 2011, casi 112,000 casos de fiebre del valle se reportaron en 28 estados y en Washington, D.C., pero el 66 por ciento de los casos fueron en Arizona, el 31 por ciento en California, el 1 por ciento en Nevada, Nuevo México y Utah, y alrededor del 1 por ciento en todos los demás estados combinados.

Se necesita más investigación para determinar qué provoca el aumento en la fiebre del valle, y cómo reducir sus efectos, plantearon los CDC. Entre los posibles motivos se hallan el crecimiento de la población, los cambios en el tiempo que podrían afectar los lugares donde crece el hongo y la cantidad que hay en circulación, o cambios en la forma en que la enfermedad se detecta y se reporta a los CDC.

"La fiebre del valle provoca problemas reales de salud a muchas personas que viven en la parte suroeste de EE. UU.", señaló en un comunicado de prensa de los CDC el Dr. Thomas Frieden, director de la agencia. "Dado que las partículas del hongo se propagan por el aire, es casi imposible evitar por completo la exposición a este hongo en los estados más afectados. Es importante que las personas estén conscientes de la fiebre del valle si viven o han viajado a la parte suroeste de Estados Unidos".

Los médicos y los pacientes deben saber que los síntomas de la fiebre del valle son muy similares a los síntomas de la gripe o la neumonía, según los CDC. Una prueba de laboratorio es la única forma de diagnosticar la fiebre del valle.

No todo el que contrae la fiebre del valle amerita tratamiento, pero un diagnóstico y un tratamiento tempranos son importantes para los que están en riesgo de las formas más graves de la enfermedad. Entre los que están en mayor riesgo de una enfermedad más grave se hallan las personas de ascendencia asiática (sobre todo los filipinos), los negros, las mujeres embarazadas y las personas con sistemas inmunitarios debilitados, según el sitio web de los CDC.

Más información

La Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association) tiene más información sobre la fiebre del valle (http://www.lung.org/lung-disease/coccidiodomycosis/ ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, March 28, 2013